Update from EDELAC January 31, 2021

blank

Hogar Hovde/Edelac.

El hogar acoge a diecisiete beneficiados de forma integral, cuatro de ellos son nuevos integrantes de otros departamentos. Las actividades educativas iniciaron en los primeros días del mes de enero de forma virtual adaptándose a la nueva modalidad online. La casa hogar se equipó con tabletas, computadoras individuales para cada niño facilitando la calidad educativa; además, en todas las instalaciones se equiparon con mesas cómodas para las computadoras, varias entradas de internet fibra óptica e iluminación adecuada para un mejor acomodamiento de los niños a la hora de estudio.

Los efectos del confinamiento social producto del Covid-19 demuestran retrocesos de avances en el conocimiento en la mayoría de los niños porque no están en su nivel de grado, por lo tanto, tienen un año atrasado según el grado que les corresponde; sin embargo, ya se cuenta con estrategias para atenderlos de manera individualizada.

Salud física y psicológica

Los beneficiados tienen una salud estable, aunque presentan pequeños síntomas de enfermedades comunes propios debido a los cambios climáticos que son tratados inmediatamente de forma satisfactoria en las clínicas de salud privado, por otra parte, se cuenta con controles de bioseguridad dentro de la casa hogar para garantizar una higiene física segura para los niños y adultos que conviven dentro de la casa que ha evitado contagios masivos por covid-19.

La salud mental es estable, no sufren de miedos colectivos por la pandemia, tampoco otros traumas relevantes; sin embargo, los cuatro nuevos integrantes luchan por adaptarse a las nuevas formas de vida, hábitos, comunicación, amistades e integración social. 

Alimentación 

La alimentación se cocina los tres tiempos dentro de la casa hogar porque se suspendieron las ayudas de empresas y familias particulares que patrocinaron en años anteriores porque el confinamiento y desconfianza social producto del covid-19 no disminuyen en Quetzaltenango que continúa en alerta roja.

Nuevos Integrantes

Dos nuevos niños llegaron al hogar víctimas de los huracanes que sufrió el país en el año 2020, destruyendo por completo sus viviendas y el poco cultivo agrícola que contaba la familia en el norte de Guatemala municipio de Panzos, Cobán Alta Verapaz. Son de la etnia Q’eqchhí que les dificulta hablar el español, sin embargo, se están adaptando inmediatamente y aprendiendo el español.

Otras Informaciones

Se cuenta con un profesor de ingles que están reforzando el idioma porque los jóvenes que les toca estudiar la secundaria aún no inician sus clases, de esta manera se está aprovechando el tiempo para adelantar este curso.

About Author

client-photo-1
QuetzalTrekkers